Seleccionar página

El periodo de Nara fue un periodo de la historia de Japón que, en sentido amplio, duró 84 años, desde el 710, cuando la emperatriz Genmei transfirió la capital a Heijokyo, hasta el 794, cuando el emperador Kanmu transfirió la capital a Heiankyo. En sentido estricto, sólo duró 74 años, desde el 710 hasta el 784, cuando el emperador Kanmu transfirió la capital a Nagaokakyo.

Debido a que la capital (Heijokyo) estaba situada en Nara, se denomina período Nara. Sin embargo, entre el 740 y el 745, el emperador Shomu transfirió la capital a Kunikyo (ciudad de Kizugawa, prefectura de Kioto), Nanbakyo (ciudad de Osaka, prefectura de Osaka) y Shigaraki no Miya (ciudad de Koga, prefectura de Shiga), aunque cada una de ellas sólo fue capital durante un breve período.

Fujiwara no Fuhito desempeñó un papel importante en el traslado de la capital a HeijokyoHeijokyo se construyó como un centro político nacional, habitado principalmente por funcionarios, siguiendo el modelo de la capital de China, Changan.

Fue una época en la que se pretendía, mediante ensayo y error, crear el ritsuryo kokka (una nación gobernada centralmente de acuerdo con los códigos legales de China), una nación autocrática centrada en el emperador y la autoridad centralizada. Esto puede verse en el hecho de que el Taiho Ritsuryo (Código Taiho) -que había sido elegido e implementado antes del traslado de la capital a Heijokyo- fue revisado y adaptado de varias maneras para que fuera más adecuado a la sociedad japonesa real. Además, fue un periodo en el que floreció la cultura Tenpyo (centrada en la capital en Heijokyo y los nobles).

Historia durante el periodo Nara

En el año 710, la capital nacional se trasladó a Heijokyo, en Nara. En este periodo, el ritsuryo kokka mantenía el control del pueblo a través de los koseki (los registros de los hogares) y los keicho (los registros fiscales anuales) e imponía el soyocho (impuestos) y el servicio militar. Los kentoshi (enviados japoneses a la China de la dinastía Tang) eran enviados con frecuencia e introducían la cultura del continente (como la China Tang) en Japón. Se construyeron Kokubunji (monasterios provinciales) por todo el país y la cultura budista Tenpyo, floreció. Aparecieron libros de historia y obras literarias, que son las más antiguas que existen actualmente, como el “Kojiki” (Registros de asuntos antiguos), el “Nihonshoki” (Crónicas de Japón) y el “Manyoshu” (Colección de diez mil hojas). En este periodo, se produjeron muchas luchas políticas en el gobierno central y en Tohoku hubo guerras interminables con Ezo.

Desde el punto de vista de la historia política, el periodo puede dividirse en tres: la Etapa Inicial, desde el traslado de la capital a Heijokyo en el 710 hasta Nagayao no hen (conspiración del príncipe Nagaya) en el 729, la Etapa Media, desde el ejercicio arbitrario del poder por parte de cuatro hermanos de la familia Fujiwara hasta la rebelión de FUJIWARA no Nakamaro en el 764, y la Etapa Posterior, desde la administración de Dokyo y la emperatriz Koken (también conocida como Shotoku) en adelante.

La esfera cultural de Asia Oriental y las relaciones internacionales en el periodo Nara

La dinastía Tang, que tomó el relevo de la dinastía Sui y unificó China en el año 618, construyó un gran imperio y controló un vasto territorio en Asia Oriental, ejerciendo una fuerte influencia en las zonas vecinas. También hubo un activo intercambio con Asia Occidental y Central y la capital, Changan, floreció como ciudad internacional. La primera mitad de la era del emperador Xuan Zong (Tang) se denominó “Kaigen no chi” (este término hace referencia a la estabilidad política de la dinastía Tang durante su reinado). Varios países de los alrededores de China mantenían relaciones amistosas con Tang y se formó la esfera cultural de Asia Oriental con rasgos culturales compartidos, como los caracteres chinos, el confucianismo y el budismo traducidos al chino.

Relación con el pequeño imperio de los bárbaros orientales

Japón, incluido en este grupo de pequeños imperios, tenía un sistema de ritsuryo kokka, en el que el emperador ocupaba una posición comparable a la del emperador de China y Japón tenía una estructura imperial en la que Japón se consideraba el centro del mundo, de forma similar a Tang. Era un país que merecía el nombre de “pequeño imperio de los bárbaros orientales” y clasificaba su esfera de soberanía como “kenai”, todo lo que quedaba fuera de ésta como “kegai” y clasificaba además a los kegai en Tang (definido como “país vecino”) “shoban” (literalmente, bárbaros diversos, que consistían en reinos de Corea: Silla y Balhae en este periodo) e ‘Iteki’, que incluye a Ezo (habitantes del norte), Hayato (una antigua tribu de Kyushu) y habitantes de las islas del sur. Si bien estas clasificaciones se recogieron en los códigos del ritsuryo, se presumieron y se esforzaron por conseguirlas, es otra cuestión totalmente distinta si se hicieron realidad en la relación con Tang y los reinos coreanos.

Relación con la dinastía Tang en China

Los kentoshi (enviados japoneses a la China de la dinastía Tang), empezando por INUGAMI no Mitasuki en el año 630, fueron enviados aproximadamente una vez cada veinte años en el periodo Nara. Los enviados consistían en aproximadamente 500 personas (incluyendo al jefe, los eruditos y los monjes enviados a Tang para estudiar) y realizaban el viaje a Tang con cuatro barcos. Aunque Japón no recibía el sakuho (homenaje del emperador chino) de Tang, era tratado esencialmente como un estado tributario que servía a Tang como súbdito. Los enviados asistían al Choga (un saludo de Año Nuevo al emperador por parte de los criados) y celebraban al emperador. Sin embargo, la tecnología de construcción de barcos y el arte de la navegación de la época eran todavía bastante amateurs, y los naufragios no eran infrecuentes. A pesar de los riesgos que entrañaban, estos enviados ejercieron una increíble influencia en el Japón de la época, ya que trajeron de vuelta un gran número de libros y textiles de alta calidad, platería, porcelana e instrumentos musicales, y también introdujeron sistemas políticos avanzados y la cultura internacional de Tang. En la historia oficial de Tang consta que su sed de conocimiento, en particular, era tan insaciable que algunos japoneses vendían los bienes otorgados por el emperador y gastaban todo el dinero en comprar libros para llevarlos a Japón. No sólo se trajeron productos de la cultura, sino que los eruditos y monjes que obtuvieron conocimientos en Tang regresaron a Japón y desempeñaron un papel destacado. En particular, cuando KIBI no Makibi y Genbo regresaron de Tang, el emperador Shomu les otorgó importantes cargos y también participaron activamente en el mundo político de Japón.

Relación con Silla

Muchos enviados iban y venían entre Silla, el reino que había unificado la península de Corea tras la batalla de Hakusukinoe (batalla de Baekgang). Sin embargo, a pesar de haber consolidado su fuerza nacional, Japón seguía considerando a Silla como un “país bárbaro” y tendía a tratarlo como dependiente, por lo que las relaciones entre ambos países se volvían tensas de vez en cuando. Debido a esto, la ruta de los enviados tuvo que ser cambiada varias veces. Para mantener a raya a Tang, un factor que obstaculizaba la unificación de la península, Silla pretendió obedecer a Japón hasta principios del siglo VIII. Tras la formación de Balhae, las relaciones entre Silla y Tang evolucionaron favorablemente y Silla comenzó a insistir en la igualdad de relaciones diplomáticas, pero Japón no lo consintió. El empeoramiento de las relaciones entre los dos países comenzó a manifestarse en la realidad. Silla construyó un castillo (毛伐郡城) en 723 para prepararse para una invasión japonesa y, Japón instaló temporalmente un setsudoshi (gobernador militar) para reforzar el armamento. En el 737, se habló de una expedición punitiva a Silla, pero debido a las sucesivas muertes de FUJIWARA no Muchimaro y sus tres hermanos no se materializó. En el 755, cuando se produjo la Rebelión de Anshi y Tang se sumió en el desorden, FUJIWARA no Nakamaro hizo los preparativos para una guerra punitiva contra Silla, basándose en el fortalecimiento de la relación de Japón con Balhae (que suponía una seria amenaza para Silla). (Esta vez tampoco se llevó a cabo debido a la caída de Nakamaro. )De este modo, aunque no se produjo ningún conflicto, los enviados de Silla dejaron de serlo después de la última embajada en 779, debido al creciente sentimiento de grandeza y prestigio nacional de Silla. Mientras tanto, Silla se concentró en el comercio privado. La interacción con Japón fue mayor que con Tang, tanto en calidad como en cantidad. Se cree que muchos de los tesoros de Tang y de los países del sur que se conservan actualmente en el Shosoin (depósito de tesoros) fueron intermediados por comerciantes de Silla. Hacia finales del siglo VIII, los enviados japoneses a Silla se interrumpieron, pero los comerciantes de Silla intensificaron sus actividades.

Relación con Balhae

Japón llevó a cabo rigurosas misiones diplomáticas a Balhae, que se había establecido en 713 principalmente por la tribu Makkatsu y gente de la antigua Goguryeo(狛族) en la zona noreste de China. En 727, Balhae envió un enviado a Japón pidiendo relaciones diplomáticas para hacer frente a Tang y Silla, y se convirtió en vasallo de Japón. Japón acogió este homenaje como la segunda llegada del “país bárbaro” Goguryeo y, valorando mucho las relaciones amistosas con Balhae en relación con su lucha con Silla, envió enviados. Sin embargo, a medida que Balhae consolidaba su fuerza nacional, se hizo innecesario seguir a Japón. Como reacción a esto, Japón criticó al enviado enviado en 771 por dar un johyobun (memorial al emperador) descortés. Por otro lado, los enviados de Balhae comenzaron a poner énfasis en el comercio y la frecuencia de sus visitas a Japón aumentó. A principios del periodo Heian, los enviados de Balhae se habían transformado por completo hasta el punto de que en el año 824, FUJIWARA no Otsugu, que era udaijin (ministro de la derecha), comentó: “Estos hombres son comerciantes, así que no los tratéis como enviados diplomáticos. ‘

Relación con Hayato (una antigua tribu de Kyushu) y las islas del sur

La parte sur de Kyushu es una zona que mantiene métodos de enterramiento únicos, como las tumbas subterráneas en cuevas, las tumbas subterráneas de losas de piedra y las fosas funerarias. Los habitantes de estas zonas eran conocidos como Kumaso en la antigüedad y, desde mediados del siglo VII, Hayato. Desde aproximadamente finales del siglo V, la influencia de la soberanía Yamato (japonesa antigua) fue penetrando gradualmente, pero era una zona que el sistema ritsuryo (un sistema de gobierno centralizado basado en el código ritsuryo) no pudo cubrir ni siquiera después de la aplicación del Taiho Ritsuryo (Código Taiho). En 699, se construyeron los castillos de Mino-jo e Inazumi-jo y el ritsuryo kokka comenzó a aplicar el control respaldado por la fuerza militar. En 709, el pueblo Hayato comenzó a pagar tributo a la corte imperial, afirmando que los ezo y los “iteki” (bárbaros) -que eran considerados de raza diferente- debían ser subyugados, por lo que se les dio un papel importante en las ceremonias nacionales. Sin embargo, la resistencia contra este control también fue fuerte y en 720, YAKO no Maro, el gobernador de la provincia de Osumi establecido siete años antes, fue asesinado. Como contramedida, el gobierno del ritsuryo envió un cuerpo a gran escala encabezado por OTOMO no Tabito como daishogun (comandante en jefe), y el pueblo Hayato fue reprimido al año siguiente. Como resultado, en el año 722 se introdujo por primera vez el antiguo sistema de registro familiar y, desde entonces, no hubo resistencia organizada por parte del pueblo Hayato. Sin embargo, en el periodo Nara el pueblo Hayato se limitó a pagar tributo y no fue hasta el año 800, tras el inicio del periodo Heian, cuando se aplicó el Handensei (asignación de tierras controlada por el Estado) a las provincias de Osumi y Satsuma

Artículos relacionados  Periodo Kamakura (1185 a 1336 dC) en Japón

Por otro lado, las actuales Islas del Suroeste ya enviaban enviados a la soberanía de Yamato para pagar tributo desde la primera mitad del siglo VII. En el año 698, los Bekkokushi (investigadores enviados a Kyushu y a las islas del norte de Japón durante el periodo Nara) fueron enviados a la isla de Minami-jima y, al año siguiente, Tane (isla de Tanegashima), Yaku (isla de Yakushima), Amami (Amami Oshima) y Tokara (las islas de Tokara o la isla de Tokunoshima) vinieron a pagar tributo y, en el año 702, se estableció la provincia de Tane como organización administrativa. De la isla de Minami-jima se trajeron productos especiales como el yakogai (concha de turbante, lunica marmorata) y la madera de obispo (Bischofia javanica), que se utilizaban como materiales para la artesanía, a cambio de artículos de hierro. En las ruinas de Dazaifu se desenterraron mokkan (una tira estrecha de madera en la que se escribe un mensaje oficial) con los caracteres “Amamishima” (isla de Amami-Oshima) e “Irabu-jima” (isla de Oki-no-erabujima) y en Kominato, ruinas de Fuwaganeku en la ciudad de Amami de la isla de Amami Oshima, se encontraron vestigios de la fabricación de cucharas con conchas de yakogai. Sin embargo, al comenzar el siglo IX, el interés por el ritsuryo kokka se debilitó, como podemos ver en fuentes como: “Si no hay nación, no hay enemigo y sólo hay pérdidas pero no hay beneficios”. ‘

Relación con los Ezo

Aún hoy existen diversas teorías sobre qué tipo de personas eran los Ezo . Independientemente de lo que hayan sido, para el ritsuryo kokka basado en el sinocentrismo, Ezo era ‘simplemente un concepto de gente que estaba fuera de su control’. A mediados del siglo VII, ABE no Hirafu y otros realizaron expediciones y se cree que llegaron hasta las actuales regiones de Akita y Tsugaru o incluso más al norte. Sin embargo, sólo la región de Shonai, en la actual prefectura de Yamagata, y las zonas del sur de la prefectura central de Miyagi se incorporaron de forma estable al ritsuryo kokka a principios del siglo VIII. En esa época se construyeron castillos y josakukanga (una instalación similar a un castillo utilizada como oficina gubernamental) y la gente llamada Kinohe, obligada a emigrar desde las regiones de Kanto y Hokuriku, vivía alrededor de dichos castillos y josakukanga, y se dedicaba a la agricultura. Se considera que las ruinas de Koriyama (ciudad de Sendai, prefectura de Miyagi) fueron la oficina central del gobierno en aquella época. Desde la época del traslado de la capital nacional a Heijokyo, el gobierno adoptó una política de rápida expansión. En el año 708, se estableció el condado de Dewa en la provincia de Echigo y se transformó en la provincia de Dewa en el año 712. Los habitantes de las regiones de Tokaido y Tozando fueron trasladados a castillos y josakukanga y obligados a dedicarse a la agricultura y la defensa. En respuesta, Ezo inició una revuelta en 709 y 720 y, en 720, KAMITSUKENO no Hirohito, que era el Mutsu no azechi (Inspector de Mutsu), fue asesinado. El gobierno desplegó tropas a gran escala y sometió la revuelta. El gobierno estableció un condado y un josakukanga, y luego construyó el castillo de Taga-jo para supervisarlos. En el lado del mar de Japón, Dewa no saku fue trasladado a la actual ciudad de Akita (más tarde castillo de Akita-jo) en el año 733.

Más tarde, el gobierno nombró al jefe de Ezo como gunji (administrador de la región) para controlar indirectamente a los grupos tribales, y obligó a las personas elegidas individualmente para el sometimiento a emigrar a otros países como fushu (bárbaros). Así, la parte sur de la región de Tohoku se incorporó gradualmente al sistema ritsuryo. Sin embargo, la parte norte de la región de Tohoku y más al norte quedaron fuera del control del ritsuryo kokka. No obstante, los contactos culturales y económicos continuaron y, en el periodo Satsumon, se construyó una tumba de estilo Makki (Ezo) inspirada en las tumbas de la región de Dewa y se han desenterrado monedas Wado Kaichin en la ciudad de Eniwa.

El gobierno de Fujiwara no Nakamaro también fue muy activo en su política sobre Ezo. En el año 757, Fujiwara no Asakari, un hijo de Nakamaro, fue nombrado Mutsu no kami (gobernador de la provincia de Mutsu) construyendo de nuevo el castillo de Momonou-jo y el de Okachinoki en una zona que antes estaba fuera de su control. En el año 762, renovó el castillo de Taga-jo para convertirlo en una gran instalación adecuada para celebrar banquetes para Ezo. Sin embargo, en el 774, el castillo de Momonou-jo fue atacado por Ezo y abandonado. En el 780, Korehari no Azamaro mató a KI no Hirozumi, el Mutsu no Azechi (inspector de Mutsu), y quemó el castillo de Taga-jo, dando lugar a una guerra interminable conocida a partir de entonces como Ezo Seito (“La conquista de Ezo”). La guerra no llegó a su fin en el periodo Nara, pero finalmente se resolvió con la aparición de Sakanque no Tamuramaro. Fujiwara no Otsugu criticó esta guerra contra Ezo, diciendo: ‘Las causas del sufrimiento en el mundo actual son los asuntos militares y la construcción’, y que había ‘desempeñado un gran papel en el aumento del poder político del Emperador’.

La finalización y los cambios del ritsuryo kokka

En la primera mitad del periodo Nara, el Taiho Ritsuryo – redactado por Osakabe no Miko (Príncipe Osakabe) y otros y completado y aplicado en el 701 – era la ley fundamental de Japón.

En 718, Fujiwara no Fuhito y otros recibieron la orden de redactar un nuevo Yoro Ritsuryo (Código Yoro). Se trataba principalmente de una revisión de palabras y cláusulas y su base era el Taiho Ritsuryo, sin embargo su aplicación se retrasó hasta el año 757, bajo el liderazgo de FUJIWARA no Nakamaro.

El poder del emperador bajo el sistema ritsuryo

El emperador tenía los siguientes poderes y autoridad bajo el sistema ritsuryo:

La autoridad para establecer y abolir puestos gubernamentales y rangos oficiales de la corte para nobles y funcionarios, el derecho a nombrar Ryoge no kan (un nuevo puesto gubernamental), la autoridad para otorgar rangos de la corte y nombrar funcionarios, todos los derechos de liderazgo y mando hacia los cuerpos del ejército, soldados y goefu (guardias de palacio), el derecho a emitir juicios imperiales y el derecho a conceder amnistías generales con respecto a los castigos en virtud de los códigos ritsu -que se basaban en el principio de legalidad-, los derechos diplomáticos, como el derecho a utilizar el shochoku (el edicto imperial) sobre los enviados hacia y desde el extranjero y el derecho a decidir sobre la sucesión al Trono Imperial.

Alrededor del año 762, OMI no Mifune seleccionó y presentó nombres póstumos al estilo chino para los emperadores del pasado. Con ello, el título de “emperador”, que se creía establecido en la época del emperador Tenchi o del emperador Tenmu (siglo VII), se otorgó retroactivamente a los emperadores anteriores a ellos.

Organización del gobierno centralizado y sistemas fiscales y organización administrativa local

La promulgación del Taiho Ritsuryo formó una nación administrada bajo el sistema ritsuryo. La organización del gobierno central consistía en dos departamentos y ocho ministerios, danjodai (Junta de Censores) y goefu. Las organizaciones administrativas locales se estandarizaron como kuni (provincia), gun (condado) y ri. Más tarde, ri se cambió por go. Además, como Goki shichido (lit. “cinco provincias y siete circuitos”, nombre de las antiguas unidades administrativas), toda la región se dividió en kinai (provincias que rodean Kioto y Nara), los “siete circuitos” de Tokaido, Tozando, Hokurikudo, Sanindo, Sanyodo, Nankaido y Saikaido, que se dividieron en 66 provincias y dos islas, la provincia de Iki y la de Tsushima. (Consulte la lista de kuni (provincias) bajo el sistema ryo)En cada provincia se desplegaba un cuerpo militar que era controlado por los kokushi (gobernadores provinciales). Se adoptó el sistema Kochi Komin, según el cual los campos de arroz y las personas pertenecían a la nación, y se proporcionaron handen (tierras de cultivo asignadas) de acuerdo con el registro familiar. Los impuestos se componían de so, yo, cho y zoyo.

En 742 se abolió el Dazaifu, estableciéndose el chinzeifu al año siguiente, pero en 745 se restableció el Dazaifu.

En la región de Tohoku se establecieron el castillo de Taga-jo, Dewa no saku, etc. y se llevó a cabo el sometimiento de los ezo (habitantes indígenas del este de Japón), el desarrollo y la implantación (como se ha descrito anteriormente).

Política de expansión de las tierras de cultivo y ritsuryo kokka

Para mantener una organización burocrática altamente sistematizada, los códigos ritsuryo kokka necesitaban ingresos estables procedentes de los impuestos. Por otro lado, la handen shuju no ho (literalmente, ley relativa a la recepción y entrega de handen) en Japón no tenía disposiciones claras sobre cómo tratar los campos de arroz recién ganados. Por ello, la Corte Imperial, encabezada por el príncipe Nagaya, estableció en el año 722 un plan para recuperar un millón de hectáreas y, para garantizar el éxito de la ejecución del plan, aplicó en el año 723 una ley llamada Sanze Isshin no Ho. Según esta ley, quienes construyeran nuevas instalaciones de riego podrían conservar los arrozales recuperados durante tres generaciones y quienes utilizaran los estanques y acequias existentes podrían conservarlos durante toda su vida.

Sin embargo, no funcionó como motivación para que los agricultores recuperaran los arrozales y, por tanto, no progresó como se esperaba. Por ello, en el año 743, el gobierno dirigido por TACHIBANA no Moroe puso en vigor el Konden Einen Shizai Ho con el objetivo de promover la recuperación de los arrozales. Este sistema concedía la propiedad permanente de los arrozales (con ciertas restricciones) a cualquier persona que solicitara a su kokushi (gobernador provincial) el permiso para llevar a cabo la recuperación dentro de un periodo de tiempo determinado.

Artículos relacionados  Orígenes del zen: de la India, a China hasta llegar a Japón

Estas dos leyes pretendían, sin duda, socavar las bases del sistema kochi komin, pero es un hecho que pretendían reconstruir el sistema ritsuryo asegurando el handen (también conocido como kubunden, la tierra que se daba a cada agricultor en el sistema Ritsuryo). La propiedad de la tierra por parte de los nobles, los clanes poderosos y los templos y santuarios – todos ellos con capital para llevar a cabo la recuperación – aumentó continuamente. En particular, los nobles poderosos y los templos cercaban vastos terrenos y aumentaban las tierras de propiedad privada utilizando a los agricultores ordinarios y a los furonin (personas fugadas de sus domicilios registrados). Este fue el origen de los shoen (señoríos en el Japón medieval). Los shoen eran principalmente Yusoden, que eran campos de arroz sujetos a impuestos, y conocidos como shoki shoen (literalmente, shoen en etapa inicial).

Construcción de Heijokyo y Wado Kaichin

En enero de 708, que fue el año siguiente a la entronización de la emperatriz Genmei, se cambió el nombre de la era a “Wado” (literalmente, “cobre japonés”) tras la presentación del cobre de la provincia de Musashi y, en febrero del año siguiente, se inició la producción de monedas y la construcción de la capital. El 11 de febrero, se nombró un Saijusenshi (un Ryoge no kan encargado de administrar la moneda) y, el 15 de febrero, se emitió el edicto imperial para el traslado de la capital nacional a Heijokyo.

Traslado de la capital nacional a Heijokyo y Tachibana shisei (otorgamiento de apellidos)

Según el “Edicto imperial para el traslado de la capital nacional a Heijokyo”, la nueva capital era “方今、平城之地、四禽叶図…” y se eligió “四神相応の地”. Fujiwarakyo (la capital imperial de Japón durante dieciséis años, entre 694 y 710) estaba situada en una ladera que iba del sur al norte. A veces se supone que se alejó porque Fujiwara no Miya (el palacio de Fujiwara) estaba a un nivel más bajo que la zona donde vivían sus súbditos y, por tanto, éstos podían mirar hacia abajo la capital. Además, había problemas prácticos como el mal drenaje. Pero además, como Fujiwarakyo se construyó en un periodo en el que la interacción con Tang estaba interrumpida, parecía haber sido diseñada de acuerdo con el antiguo libro (“Shurei (Ritos de Zhou)”) y no tiene ningún ejemplo comparable entre las capitales de China de la época. Sin embargo, parece que cuando AWATA no Mahito, que fue enviado a la China de los Tang, regresó a Japón después de más de 30 años y se incorporó al gobierno de la Corte Imperial, estos problemas se hicieron evidentes. Además, su informe sobre la cultura, el poder de la nación y la dignidad y prosperidad de la capital, Changan, de Tang hizo que el gobierno fuera consciente de la gran diferencia entre Fujiwarakyo y Changan, lo que dio lugar a la decisión de trasladar la capital. La base de esta decisión fue que la construcción de una gran capital mostraría la virtud del emperador a los enviados extranjeros, a los fronterizos como Ezo y Hayato, y a los clanes y pueblos locales. A nivel interno, sus objetivos eran simplemente la consolidación del control centralizado y la creación de un pequeño “imperio al estilo chino” por parte de los bárbaros orientales. En septiembre, la emperatriz Genmei realizó una inspección del emplazamiento de Heijo y nombró a 17 funcionarios, incluido el jefe de zoheijokyoshi (oficina para la construcción de Heijokyo). En octubre, envió a un enviado imperial al santuario de Ise-jingu para que informara sobre la construcción de la nueva capital. En noviembre, proporcionó grano y tela a las familias que se vieron obligadas a trasladarse desde el emplazamiento del palacio de Heijo-kyu. En diciembre, se celebró una ceremonia de colocación de la primera piedra y se iniciaron los trabajos de construcción.

En este año (708), FUJIWARA no Fuhito, que dirigió el traslado de la capital, fue ascendido a Shonii Udaijin (segundo rango, jefe del Consejo de Estado Imperial Japonés) y su segunda esposa, Agata no INUKAI no Michiyo, recibió el nombre familiar de “Tachibana no Sukune” junto con una tachibana (mandarina) flotando en una copa con motivo del Daijosai (primera ofrenda ceremonial de arroz por parte de la recién entronizada emperatriz). Como eran populares los nombres relacionados con nombres de lugares o deberes oficiales, era raro que las plantas se utilizaran como nombres de familia, y los príncipes imperiales que ella llevaba utilizaron el nombre de Tachibana y se convirtieron en los fundadores del clan Tachibana. El príncipe Katsuragi, que cambió su nombre por el de TACHIBANA no Moroe como tal, y Komyoshi (la emperatriz Komyo), que se convirtió en emperatriz más tarde, eran un hermanastro materno mayor y una hermanastra materna menor.

Los trabajos de construcción de Heijokyo se llevaron a cabo en un periodo de tiempo extremadamente corto. En abril de 710, 16 meses después del inicio de las obras, se llevó a cabo el traslado de la capital a Heijokyo. La razón por la que el traslado de la capital pudo hacerse tan rápidamente fue que muchos edificios, incluidos los templos, fueron reubicados desde Fujiwarakyo. Según recientes descubrimientos, la escala de la nueva capital, Heijokyo, era casi igual a la de la antigua capital Fujiwarakyo, de hecho Fujiwarakyo era incluso mayor aunque comparada con Chang’ancheng, no tenía ni una cuarta parte del tamaño. Un punto único de Heijokyo era que una sección llamada ‘gekyo’ sobresalía hacia el este, por lo que la forma exterior de la capital no era completamente cuadrada. El “gekyo” se convirtió en la parte central de la actual ciudad de Nara. Los edificios de Heijokyo no se limitaban al estilo Tang; había muchos edificios de estilo tradicional japonés, almacenes sobre pilotes apoyados en pilares excavados en el suelo, con suelos de placas de madera y tejados de hiwadabuki (corteza de ciprés) conocidos como takayukashiki-soko.

Wado Kaichin y Chikusen joirei (una ordenanza para ordenar un rango de la corte a alguien que ahorrara una determinada cantidad de dinero)

La construcción de la capital se llevó a cabo en un corto periodo de tiempo, y la producción de monedas también se realizó con rapidez. En febrero de 708 se nombró un Saijusenshi (un Ryoge no kan encargado de administrar la moneda) y en mayo del mismo año se emitieron las monedas de plata de Wado Kaichin, mientras que las de cobre llegaron en agosto. Se cree que la razón por la que se emitieron antes las monedas de plata fue la tradición de la circulación de las monedas de plata como Hyoryo kahei (moneda valorada por peso).

Al igual que el Heijokyo era una forma desarrollada del Fujiwarakyo del periodo del emperador Jito, el Wado Kaichin también era una forma desarrollada de las monedas de Fuhonsen y también seguía el ejemplo de la acuñación Tang. Las monedas se utilizaban para pagar los costes de la construcción de la capital, como los salarios de los trabajadores de la construcción. En noviembre de 711, en un intento de promover su circulación, el gobierno emitió el Chikusen joirei, que otorgaba Ikai (rango en la Corte) a las personas que ahorraban una cantidad determinada de monedas. Sin embargo, fuera de la zona de Fujiwarakyo y Kinai, el comercio basado en monedas materiales, como la planta de arroz y la tela, estaba muy extendido. El Chikusen joirei era una especie de Baikan sei (sistema de venta de puestos del gobierno) y, por tanto, se promovía aún más el almacenamiento de monedas, lo que a veces dificultaba el intercambio fluido de moneda. El gobierno continuó fabricando monedas de cobre y, hasta la emisión de la nueva moneda Kengen Taiho en el siglo X, se llevaron a cabo hasta 12 rondas de producción. Estas monedas se denominaron Kocho-Junisen (doce monedas de la Corte Imperial).

Por otro lado, el Shichusen kinshi rei (la prohibición de falsificar dinero) se promulgó en el 708, el mismo año de la fabricación del Wado Kaichin. Para evitar que los funcionarios del gobierno falsificaran monedas con el fin de obtener el Ikai (rango de la Corte), cualquier persona que fabricara monedas falsas era castigada con la eliminación del rango oficial y el “zan” (ejecución por decapitación).

Luchas políticas y fluctuación del poder del emperador

Nagayao no hen y la investidura de Komyoshi a la emperatriz
Al principio de esta época, FUJIWARA no Fuhito, hijo de FUJIWARA no Kamatari, tomó las riendas del gobierno y se dedicó a establecer el sistema de ritsuryo y a fortalecer los cimientos de la expansión del clan Fujiwara a través de los vínculos con la Familia Imperial. Tras la muerte de Fuhito, Nagayao, hijo de Takechi no Miko (príncipe Takechi) y nieto del emperador Tenmu, tomó las riendas del gobierno. Fue ascendido a udaijin (ministro de la derecha) y ostentó su poder. Sin embargo, en esa época aumentaron el vagabundeo y la deserción de los campesinos, que estaban muy agobiados, y afloró el malestar social. Por ello, el gobierno promovió la recuperación de tierras imponiendo el Sanze Isshin no Ho en 723 para asegurar los ingresos. Desde aproximadamente el año 724, el emperador Shomu, cuya madre era hija de Fuhito, FUJIWARA no Miyako, así como cuatro hermanos Fujiwara e hijos de Fuhito, FUJIWARA no Muchimaro, FUJIWARA no Fusasaki, FUJIWARA no Umakai y FUJIWARA no Maro, aparecieron en el mundo político. En el año 729, los cuatro hermanos de Fujiwara calumniaron a Nagayao, que había sido ascendido a sadaijin (ministro de la izquierda) por “poner en peligro a la nación con las formas de la izquierda” y le obligaron a suicidarse (un suceso conocido como Nagayao no Hen), haciéndose con las riendas del gobierno. Inmediatamente después de los disturbios, el clan Fujiwara consiguió que una hija de Fuhito, Komyoshi (la emperatriz Komyo), fuera la primera retenida en convertirse en emperatriz.

El gobierno de TACHIBANA no Moroe y el emperador Shomu

Después de que los cuatro hermanos Fujiwara murieran uno tras otro en el año 737 a causa de una epidemia de viruela, TACHIBANA no Moroe, que pertenecía a la familia imperial, asumió el control del gobierno haciendo participar en él a SHIMOTSUMICHI no Makibi (más tarde KIBI no Makibi) y al monje Genbo. FUJIWARA no Hirotsugu, el hijo mayor de Umakai, no estaba contento con tal situación, y levantó un ejército en Kyushu en el 740 con el pretexto de destituir a Makibi et al, pero fue derrotado y murió (Rebelión de FUJIWARA no Hirotsugu). El gobierno central quedó terriblemente conmocionado con esta rebelión y el emperador Shomu trasladó la capital repetidamente a Kuni en Yamase, Nanba en Settsu y Shigaraki en Omi. En parte debido a las obras de construcción para los repetidos traslados de la capital, las emociones de la gente se confundieron aún más y, como las epidemias y los desastres naturales continuaron, la ansiedad social aumentó aún más. El emperador Shomu, que era un profundo creyente en el budismo, quiso zanjar el malestar social basándose en la ideología del Chingokokka (mantener la tranquilidad de la nación mediante la recitación de oraciones budistas y otras ceremonias budistas) y emitió en 741 un edicto imperial por el que se establecían los Kokubunji (templos provinciales sostenidos por el Estado) y, en 743, un edicto imperial para la construcción de Rushana daibutsu (una gran estatua de Buda). En virtud del edicto imperial, el Rushana daibutsu del templo Todai-ji se construyó y completó en el año 752, y se celebró un gran kaigenkuyo (ceremonia para consagrar una estatua o imagen budista recién hecha mediante la inserción de los ojos (invistiéndola así de alma)) en presencia de la emperatriz Koken y del antiguo emperador Shomu.

Artículos relacionados  Periodo Azuchi-Momoyama (1568 a 1603 dC) en Japón

Prosperidad y decadencia del gobierno de Nakamaro

Mientras tanto, FUJIWARA no Nakamaro (hijo de Muchimaro), de la Casa Sur del clan Fujiwara, que se ganó con éxito la confianza de la emperatriz Komyo, acumuló poder y organizó un Shibi chudai (oficina responsable de los asuntos de la emperatriz Komyo). En el 755, tomó el control del gobierno de TACHIBANA no Moroe y en el 757 derrocó a TACHIBANA no Naramaro, que era hijo de Moroe (TACHIBANA no Naramaro no hen). Nakamaro utilizó al emperador Junnin como títere para obtener el poder autocrático, cambió su nombre por el de EMI no Oshikatsu al estilo Tang y promovió una administración de estilo chino basada en el confucianismo. Pronto entró en escena el monje Dokyo, que se ganó el favor de la emperatriz retirada Koken. Oshikatsu inició una revuelta para destituir a Dokyo en 764, pero fue derrotado y murió. Por ello, el emperador Junnin fue destituido y exiliado a Awaji.

El incidente de Dokyo y el emperador Konin

En 765, Dokyo se convirtió en daijodaijin zenji (gran ministro de estado y maestro del budismo zen) y al año siguiente, en emperador de la ley budista. Promovió a miembros de su familia y a monjes de confianza a altos cargos y construyó el templo Saidai-ji (ciudad de Nara) y la estupa Hyakumanto con el objetivo de estabilizar las riendas del gobierno. La emperatriz Koken/Shotoku (que se había retirado previamente pero fue restaurada) junto con Dokyo, insistiendo en que se había entregado un Shintaku (oráculo) del santuario de Usa Hachimangu), intentaron nombrar a Dokyo como heredero del Trono Imperial pero fueron detenidos por FUJIWARA no Momokawa y WAKE no Kiyomaro, y tras la muerte de la emperatriz Shotoku en el año 770 Dokyo cayó del poder. En su lugar, FUJIWARA no Nagate, de la Casa Norte del clan Fujiwara, FUJIWARA no Yoshitsugu y FUJIWARA no Momokawa, de la Casa Ceremonial del clan Fujiwara, hicieron rápidos progresos. El emperador Konin no pertenecía a la línea del emperador Tenmu, pero era descendiente del emperador Tenchi. El emperador Konin prestó atención a las restricciones fiscales, por ejemplo, disminuyendo el número de funcionarios y saneando la administración local mediante el control estricto de los kokushi y gunji. Sin embargo, la resistencia de Ezo en la región de Tohoku se hizo más fuerte, como se vio en la revuelta de 780 de KOREHARI no Azamaro en la provincia de Mutsu.

De Nagaokakyo a Heiankyo

En el año 784, el emperador Kanmu construyó una nueva capital (Nagaokakyo) en Nagaoka, en la provincia de Yamashiro, con el fin de liberarse de la influencia de los templos y santuarios que habían ido adquiriendo cada vez más poder. Después de que FUJIWARA no Tanetsugu, responsable de su construcción, fuera asesinado, y de que el príncipe imperial Sawara, hermano menor del emperador Kanmu, fuera arrestado, se construyó una nueva capital llamada Heiankyo, que fue transferida en el año 794 y los caracteres de la provincia de Yamashiro se cambiaron de 山背国 a 山城国. Con este traslado de la capital, el periodo Nara terminó por completo y comenzó el periodo Heian.

La cultura Tenpyo

El gobierno envió eruditos y monjes a Tang y asimiló varios aspectos de su cultura. La interacción con la península de Corea también fue muy activa. Se puede descubrir un fragmento sobre este comercio en los tesoros de Shosoin. En 716, ABE no Nakamaro (que murió en la China de Tang), KIBI no Makibi y el monje Genbo, fueron enviados a Tang para estudiar. Trajeron de vuelta a Japón diversas formas de cultura de la época.

Recopilaron el “Kojiki” (Registros de asuntos antiguos) y el “Nihonshoki” (Crónicas de Japón), fudoki (descripción del clima regional, la cultura, etc. ) y “Manyoshu”. “El “Kojiki”, que se cree que se completó en el año 712, fue un registro de historias que el emperador Tenmu ordenó memorizar a HIETA no Are basándose en el “Teiki” (registro del árbol genealógico del emperador) y el “Kyuji” (registro de historias actuales en la corte) y grabado por O no Yasumaro. Contiene mitos y tradiciones e historias hasta la emperatriz Suiko y también registró un gran número de canciones. Describe la lengua japonesa hablada utilizando on (la lectura derivada del chino de un carácter chino) y kun (la lectura japonesa de un carácter chino).

En cambio, para el “Nihongi (Nihon Shoki)”, compuesto por 30 volúmenes y un rollo de carta genealógica, compilado y ofrecido al emperador en 720, KI no Kiyohito y MIYAKE no Fujimaro seleccionaron en 714 relatos de la literatura histórica provincial desde la época mitológica hasta la emperatriz Jito, y luego el príncipe imperial Toneri y sus ayudantes editaron la obra. Ésta seguía la forma de los libros de historia de China y se presentaba a la manera china utilizando el orden cronológico. Después se editaron las historias oficiales en chino clásico hasta el “Nihon Sandai Jitsuroku” y se llamaron colectivamente “Rikkokushi” (las seis historias nacionales de Japón que relatan los siglos VII y VIII), de las cuales el “Nihonshoki” fue la primera.

En el año 713, el gobierno ordenó a cada disposición que editara el “Fudoki”. ‘Estos eran informes locales que se componían de descripciones de productos locales, características naturales como montañas y ríos, así como su historia y leyendas contadas por los ancianos. “Izumo no kuni fudoki” (los informes locales de la provincia de Izumo) todavía existe en su forma casi completa y aún se conserva una parte de cada fudoki de las provincias de Hitachi, Harima, Bungo y Hizen. Constituyen preciosas obras de literatura (fuentes históricas) que muestran la situación local en la antigüedad.

En el campo de la literatura, la colección de poemas chinos más antigua que existe “Kaifuso” (Recuerdos entrañables de la poesía) fue editada en el año 751, y contiene poemas chinos de la segunda mitad del siglo VII en adelante, incluyendo poemas del emperador Kobun, del príncipe Otsu, del emperador Monmu y del príncipe Nagaya. OMI no Mifune e ISONOKAMI no Yakatsugu eran famosos como poetas de poemas chinos que representaban la mitad del periodo Nara, y aunque se infiere que uno de ellos participó en la edición de “Kaifuso”, no hay pruebas definitivas.

En el mundo de Waka, muchos poetas como YAMANOUE no Okura, YAMABE no Akahito, OTOMO no Yakamochi y OTOMO no Sakanoue no Iratsume aparecieron uno tras otro desde la era Wado hasta Tenpyo. “Manyoshu” es una colección de unos 4.500 poemas hasta el año 759 y un poema del emperador Yuryaku está colocado al principio. Contiene Waka del periodo Nara (después de los reinados del emperador Jome y la emperatriz Suiko) y del periodo Nara. Los waka no son sólo de poetas famosos y nobles de la corte, sino también muchos poemas que muestran los sentimientos desenfadados de los campesinos locales, como los azumauta (poemas del Japón antiguo en el dialecto de la región oriental) y los sakimori-no-uta (poemas de los soldados desplegados para la defensa de las fronteras) y muchos de estos últimos son excelentes y apelan al sentimiento humano. Su característica más significativa es el uso del Manyo-gana (una forma de silabario utilizada en la Manyo-shu) que describe la lengua japonesa combinando las lecturas on y kun de los caracteres chinos.

Auge del budismo

En el periodo Nara, el budismo se desarrolló gracias a la protección del gobierno, así como a la ideología del Chingo kokka y el Hoe (misa budista) y a menudo se realizaban oraciones para proteger a la nación. El gobierno construyó grandes templos en Heijokyo y, en el año 741, el emperador Shomu emitió un edicto imperial a cada provincia y les hizo construir kokubunji y kokubunniji. También construyeron el templo Todai-ji, nombrando a Roben como su fundador y, en 743, ordenaron la construcción de la estatua del Buda Birushana en el templo Todai-ji (Daibutsu) rezando por una nación pacífica. La construcción del daibutsu comenzó en el Palacio Shigaraki no Miya. En el año 752, el emperador retirado Shomu Daijo, la emperatriz Komyo y su hija la emperatriz Koken visitaron el templo Todai-ji y celebraron una ceremonia para consagrar el daibutsu. La emperatriz Koken fue entronizada de nuevo como Shotoku y construyó el templo Saidai-ji (ciudad de Nara).

Los monjes estudiaron la teoría budista en los Siete Grandes Templos de Nara (Templo Daian-ji, Templo Yakushi-ji, Templo Genko-ji, Templo Kofuku-ji, Templo Todai-ji, Templo Saidai-ji y Templo Horyu-ji) y se formaron las sectas llamadas Nanto rokushu “seis sectas de Nara” (secta Sanron, secta Jojitsu, secta Hosso, secta Kusha, secta Kegon y secta Ritsu). Se realizó una copia a gran escala de los sutras y, la orden de la emperatriz Komyo de realizar una copia completa de todas las escrituras budistas fue una gran empresa comparable a la construcción de daibutsu y kokubunji.

El desarrollo del budismo se debió en gran medida a los esfuerzos de los gakumonso (literalmente, monjes estudiadores) como Doji (de la secta Sanron) y Genbo (de la secta Hosso) que acompañaron a los enviados a Tang para estudiar. También se debe a las actividades de monjes extranjeros como Ganjin (Jianzhen) wajo de Tang que llegó en enero de 754 a Heijokyo en su sexto intento de viaje a Japón e introdujo los preceptos del budismo, trayendo un gran número de escrituras budistas, Bodai Senna, de la India, que actuó como Kaigan doshi (un sacerdote oficiante para consagrar una estatua o imagen budista recién hecha introduciendo los ojos) para el daibutsu, Buttetsu, un monje del reino de Champa (Lin Yi, antiguo nombre de Vietnam) que llegó a Japón al mismo tiempo que el monje Tang Bodai Senna (Dosen) y un gran número de monjes de Silla.

Al tiempo que protegía el budismo como religión de Estado, la Corte Imperial lo controlaba estrictamente con leyes y reglamentos como el Soni ryo (Reglamento de Monjes y Monjas) y restringía las actividades misioneras privadas estipulando los procedimientos y requisitos para convertirse en monje o monja. Por otro lado, había monjes como Gyoki que violaban estas restricciones y predicaban al público en general y, aunque era reprimido, también era apoyado por el público en general por sus esfuerzos en obras sociales como la provisión de sistemas de irrigación y fuseya (puesto de socorro o casa de descanso), así como la construcción de carreteras. Al final, el gobierno se dio cuenta de la popularidad de Gyoki y lo aceptó, ascendiéndolo a daisojo (sacerdote budista de la más alta categoría) por sus esfuerzos y su contribución a la construcción de daibutsu.

Otros que llevaron a cabo obras sociales son Dosho (fundador de la secta Hosso), que fue maestro de Gyoki y del que se dice que construyó el puente de Uji-bashi, la emperatriz Komyo, que estableció Hidenin y Seyauin para socorrer a los pobres, y WAKE no Hiromushi, que educó a un gran número de huérfanos.