Seleccionar página

¿Qué es el shodō?

La antigua práctica japonesa de la escritura artística a mano.

El shodō es una de las formas de arte tradicional más antiguas y profundas de Japón, desarrollada y apreciada desde el siglo V.
El mundo de la caligrafía tiene su larga y rica historia que pasó por muchos estilos y expresiones caligráficas posibles durante sus más de 3000 años de existencia.

El shodō no sólo es una forma de arte muy apreciada en Japón, sino que es tanto una habilidad como una estética.
La profundidad de la belleza en el shodō es el resultado de diversas técnicas que se acompañan con un flujo de pincel y tinta, esencialmente con un silencio, una quietud interior y una concentración espiritual.

Shodō es una palabra japonesa que suele traducirse y describirse como “el camino de la escritura artística a mano o la bella escritura”. Otro significado es “el arte de la caligrafía tradicional japonesa”. Se escribe con 2 caracteres Kanji.

SHO 書: escribir, la escritura
DO 道 : el camino, la vía o el TAO

Es un arte ancestral separado de cualquier otro trabajo creativo. Se diferencia en que sus focos principales son la simplicidad, la belleza y -lo más importante- la conexión mente-cuerpo.

La verdadera caligrafía del shodō se consigue aplicando los elementos del arte, la línea, la forma y el espacio.

Artículos relacionados  Etiqueta en Japón: consejos básicos de educación

El verdadero dominio de todos estos elementos del arte y la destreza requiere mucha práctica y conexión con tu ser interior.

Lo que me parece más difícil para los estudiantes es tener un mushin 無心 : el estado de no-mente, no-pensamiento, un alto nivel de espiritualidad y un corazón libre de perturbaciones. Se puede describir como un estado meditativo.

Además de practicar el shodō durante muchos años, aprendemos a concentrarnos intensamente y a hacernos uno con el significado de los caracteres del texto. Para ello, hay que liberar la mente y el corazón de las perturbaciones y concentrarse únicamente en el significado del personaje. Ser uno con el momento y con lo que se está caligrafiando, esencialmente, es la filosofía central del shodō , influenciada por el Budismo Zen.

Es como un espejo de tu kokoro, el momento de fluir, y nunca es el mismo. ¡¡Y la tinta nunca miente!!

Sea cual sea el resultado, el proceso de hacer shodō siempre te lleva a una mente tranquila.

En el Japón actual, la mayoría de la gente utiliza bolígrafos, lápices o rotuladores para escribir las cartas cotidianas y otros documentos. Sin embargo, el shodō (caligrafía japonesa), en el que se utiliza un pincel con tinta para escribir artísticamente los caracteres kanji y kana, sigue siendo una parte tradicional de la cultura japonesa. Las obras de shodō son admiradas por la composición de sus caracteres -especialmente las que son tan precisas como una litografía (un tipo de impresión al óleo y al agua)- así como por la forma en que se maneja el pincel en su creación, el sombreado de la tinta y la colocación equilibrada de los caracteres en el papel.

Aprender el shodō desde la infancia

Los alumnos de primaria y secundaria aprenden los fundamentos del shodō en las sesiones de shosha (caligrafía) en la clase de lengua japonesa. En la escuela secundaria, pasan al shodō en la clase de arte. Al principio de cada año natural, los niños se reúnen para participar en una tradición conocida como kakizome, donde crean obras caligráficas que simbolizan sus deseos para el nuevo año. Los alumnos practican su caligrafía para mejorarla, a veces copiando obras de famosos calígrafos japoneses del pasado para perfeccionar sus habilidades. En todo Japón, algunos alumnos de primaria y secundaria acuden incluso a escuelas especiales para aprender este arte, asistiendo a clases por las tardes y los fines de semana para mejorar la escritura de bellos caracteres.

Artículos relacionados  Torii: qué son, historia y tipos

Orígenes del shodō

El arte del shodō se originó en China. Llegó a Japón en el periodo Asuka (alrededor del siglo VI o VII), junto con los métodos de fabricación de pinceles, tinta y papel. En aquella época, el shodō era una parte esencial de la educación de los miembros de las familias nobles gobernantes o de los señores feudales, pero con el paso del tiempo, el arte se extendió a todo el pueblo japonés. Hoy en día, el shodō no es sólo una forma de arte para admirar; la gente lo utiliza para escribir nengajo (tarjetas de Año Nuevo), y se ha convertido en parte de su vida cotidiana.

Estilos de escritura y papel

Los diferentes tipos de shodō incluyen el kaisho (estilo cuadrado), en el que los trazos de cada carácter se dibujan con precisión de forma impresa; el gyosho (semicursivo), que se escribe de forma más rápida y suelta; y el sosho (cursivo), un método en el que la forma de los caracteres no se sigue rígidamente y los trazos pueden doblarse y curvarse.

Se utiliza una gran variedad de papel para el shodō . El papel más utilizado para el shodō en las clases escolares se llama hanshi, que mide 24,3 por 33,3 centímetros (aproximadamente 9,6 por 13 pulgadas). Un tamaño extra grande de papel se llama gasenshi, que se hace para resaltar la belleza del sumi negro intenso y enfatizar cómo se extiende por el papel. Mide 96 por 180 centímetros (unos 38 por 71 pulgadas). Hay una gran variedad de otros tipos, como el papel tanzaku (6 por 36,3 centímetros) para escribir poemas tradicionales japoneses como el tanka (que tiene 5 líneas de caracteres con sílabas en el patrón 5-7-5-7-7) y el haiku (que tiene un tema estacional y 17 caracteres en 3 líneas con sílabas en el patrón 5-7-5), y el papel shikishi (24,2 por 27,3 centímetros).

Artículos relacionados  Orígenes del zen: de la India, a China hasta llegar a Japón

Características de la escritura shodō

Las obras de shodō tienen diferentes características, según el tipo de papel utilizado y la obra que se crea. En un tipo de shodō llamado chirashi-gaki, por ejemplo, un poema tradicional japonés de 31 sílabas (llamado waka) se escribe en papel shikishi. El escritor comienza las líneas del poema en diferentes niveles del papel para representar el ritmo del verso, o escribe en tonos más oscuros y más claros de tinta para dar una sensación de profundidad a las palabras, haciendo que la obra parezca casi una pintura de paisaje. Cuando se escribe un poema tanka en papel tanzaku, todo el papel se divide en tres partes iguales: el título del poema se escribe en la parte superior, y el resto del poema en dos líneas verticales debajo. La primera línea debe comenzar en la primera división, y la segunda línea comienza ligeramente más abajo que la primera. Este estilo de escritura se llama mitsu-ori hanji-gakari.

Ejemplos reales para escribir shodō con estos vídeos prácticos

Lección 1: Escribir la palabra “libertad” en shodō

Lección 2: Escribir la palabra “solidaridad” en shodō

Lección 3: Escribir la palabra “tranquilidad” en shodō

Lección 4: Escribir la palabra “cielo azul” en shodō

Lección 5: Escribir la palabra “salud” en shodō